¿Te da miedo ponerte objetivos en tu negocio digital?

Antes de explicarte cómo conseguir tus objetivos personales o profesionales para tu negocio digital, tenemos que desbloquear el miedo a definirlos. Si ahora no tienes tus objetivos claros es porque no quieres tomar conciencia ni responsabilidad sobre los posibles resultados.

Aunque tu negocio no sea al 100% digital, debes tener claro tus objetivos. ¿Por qué? Porque si no es cómo ir navegando sin rumbo ni capitán. Tarde o temprano encallarás o te hundirás. Serás más vulnerable a todo lo que hacen los demás. Te subirás a cualquier tendencia o terminarás improvisando solo para cumplir con las normas sociales. Te costará manejar los imprevistos y te bloquearán tus cambios emocionales. Recuerda que somos seres cíclicos 

Los imprevistos, los cambios emocionales son la causa de nuestros bloqueos y frustración.

Ponerse objetivos te dará claridad, te ayudará a planificar y crear contenidos de valor para tu negocio digital o físico con las consistencia y constancia. Originarás promociones, ofertas o servicios paras alineados con lo que deseas conseguir. Podrás evaluar tus decisiones para reajustar el rumbo de tus acciones, para mejorar aquello que no funciona tan bien y para optimizar, aún más, aquello que sí funciona. Ser consientes de lo que pasa en nuestro negocio, al contrario de lo que piensas, reforzará tu autoestima. Te permitirá conocerte mejor y trabajar en tu desarrollo personal. Si tú creces, tu negocio crece.

Cómo desbloqueo el miedo a ponerme objetivos.

Primero, reconociendo que tienes miedo. Eso tuve que hacer yo, cuando vencí este bloqueo. Luego tomando la decisión de empezar a trabajar en ello. Ahora responde a esta pregunta: ¿Por qué crees que tienes miedo a ponerte objetivos? Realmente porque no sabes cómo hacerlo o porque no te sientes capaz de conseguirlos, porque eres tú el primero que no confía en tu plan, en tu potencial. Yo, reconozco que no confiaba en mi potencial. El primer miedo era, llegar a fin de mes y descubrir que había fallado. Suponía que no lo soportaría. 

Mis recomendaciones para tomar acción

  1. Identifica tus miedo y trabaja en ellos. Lo primero es conocerse a uno mismo y asegurarse de que estás alineado con tu idea de negocio. Que lo que haces para ganarte la vida te eleva tus vibraciones.
  2. Reconoce tus limitaciones. Empieza creando una lista de tres columnas. La primera que ponga yo puedo, la segunda no puedo, y las tercera cómo puedo mejorarlo o conseguirlo. En este paso suéltate y escribe todo lo que venga a tu cabeza. Luego filtraremos lo que nos sea más útil para empezar. Ejemplo: Puedo enseñar x, puedo hacer X diseños por semana, puedo dedicarle a lo digital X horas, Puedo estar en mis redes sociales X tiempo, etc. En la segunda, por ejemplo: No puedo enseña X porque me falta experiencia, No puedo publicar en redes más de tres veces porque falta tiempo, no puedo programar porque no sé cómo hacerlo. La columna 1 te ayudará a reconocer tu potencial, la columna 2 te ayudará.
  3. Trabaja en ello. Siempre hay opciones. Eliges quedarte en el miedo y la parálisis o eliges tomar acción y cambiarlo todo. Hay emprendedoras que prefieren quedarse en la queja y no cambiar. Hay emprendedoras que sabiendo que no será fácil buscan el cambio. Creer en ti es lo primero que debes trabajar. Debajo te dejaré algunos tips pata tomar acción.
  4. Empieza por lo fácil. Pequeños cambios, pequeños nuevos hábitos son los que pueden impulsar el motor del cambio. Empieza con un objetivo por semana y 1 tarea prioritaria al día. Poco a poco irás ampliando los márgenes y la cantidad de tareas sin perder los nervios.
  5. Date tiempo. Si eres de las que trabaja mejor bajo presión anímate a marcar los plazos en tu calendario que sabes que funcionan bien. Si no los plazos cortos te abruman puedes ampliarlos o usar otros métodos.

Pasos para cumplir tus objetivos y no perder el foco.

1. Escribe, plasma en un papel. Escribe tus objetivos (semanales, mensuales, anuales, etc.). Si no eres capaz de poner objetivos a largo plazo empieza por los semanales, cuando te sientas cómoda, anímate a poner también los mensuales. Cuando hayas avanzado podrás hacer el proceso a la inversa: empezar por los anuales, luego los mensuales y finalmente los semanales. Hay una norma general que recomienda que al menos te pongas 3 mensuales, 3 semanales y 3 diarios.

2. Encuentra tu método de organización semanal. Técnica Pomodoro, la de 20/20/20 , Time blocking y otras más que puedes encontrar en internet.

3. Ponle fecha a tus objetivos. No tengas miedo de equivocarte en los plazos. Al principio es una prueba de autoconocimiento. Realiza registros de tus tareas para identificar que carga puedes llevar  a cabo cada día, y así verás que objetivos son más factibles de conseguir en X plazos. Todas somos diferentes. Debes basar tu plan de acción en tu ritmo de trabajo. Poner una fecha nos motiva y además nos ayuda a analizar en qué medida hemos alcanzado nuestros objetivos.

4. Utiliza recursos para tener una visión más clara de las acciones agendas, bullet jornal, planificadores. Yo he descubierto que plataformas como Notion, Trello o Asana son de gran ayuda.  Tener la información organizada nos da claridad mental y organiza nuestras acciones.

5. Días temáticos. Lo he probado todo y este es el método que más funciona. Elige un día para hacer listas de contenidos, otros para crearlo, otro seleccionar las imágenes y otros día, para grabar en video o para optimizar tus Redes sociales o tu blog. Tareas agrupadas o por bloque, puede ser una manera fácil de empezar y testear que objetivos puedes cumplir.

6. Escucha tu ritmo. Tú mejor que nadie sabe qué momento del día tas más enérgico y concentrado. No todo el mundo está al 100% a primera hora de la mañana. Yo personalmente me levanto a las 5 am, pero conozco otras personas que son más productivas por las noches o por las tardes. Así presta atención a tus niveles de energía.

7. Temporaliza tus actividades. Dentro de tus tareas diarias planea tus horas de trabajo, los momentos en los que cambiarás de temática o cliente. Planea tus descansos. Recuerda que eres más productivas y creativas si estas descansadas. Mínimo 10 minutos entre cambios de actividad pueden incrementar en un gran porcentaje tu nivel de concentración.

8. Busca un acompañamiento. Compañera de compromiso. Es un sistema de trabajo que es muy enriquecedor. Pronto te contaré más acerca de este método. Consiste en reunirte cada cierto tiempo con alguien y valorar lo que has conseguido, lo que no y ponerte unas prioridades para el siguiente encuentro.

9. Ten paciencia, nada se consigue de la noche a la mañana. La impaciencia es un factor que te hace perder el foco fácilmente. Al no ver resultados rápidamente abandonas la estrategia por este motivo hay que plantearse objetivos reales y medibles en un tiempo razonable.

10. Analiza. Ponte fechas para evaluar si vas cumpliendo aquello que te has propuesto y si ha habido algún imprevisto como ha influido en tu plan. Ajusta y has los cambios necesarios. Por ejemplo yo mensualmente reviso mis objetivos. Y voy a ajustando mis acciones siempre con el mismo fin.

En resumen

El autoconocimiento para vender el miedo. La organización para romper el bloqueo y cumplir tus objetivos. Al fin y al cabo si cumples tus objetivos crecerá tu autoconfianza. Creerás más en ti y te animarás a nuevos reto y trabajarás con objetivos cada vez más grandes.

Al principio es necesario seguir unos pasos que guíen nuestras acciones. Estos 10 pasos te ayudarán a mantener el foco hasta que logres integrar esta forma de actuar en tu día a día. Lo principal es no perder la paciencia y ser constantes. Verificar que resultados obtienes con tu estrategia para dar los pasos correspondientes.

Espero que esta información te haya sido útil. Que puedas poner en marca tu plan y cumplas todo lo que te propongas. Déjame un comentario y cuéntame si tienes problemas para cumplir tus objetivos o si tienes algún método compártelo en esta comunidad.

Hasta Pronto.

 

Publicaciones Similares