Cómo contar una buena historia.

Para contar una buena historia no hay que tener grandes conocimientos de marketing ni de ningún sector relacionado con las ventas.

Solo hay que estar dispuesto a escribir una buena historia.

Hay que conocer al espectador para poder conectar con sus emociones y que la historia sea inolvidable.

Para esto tenemos que tener en cuenta ciertos elementos claves. Ciertos ingredientes que harán de la historia una receta perfecta.

Para contar una buena historia ten cuenta.

  • Usar lenguaje adaptado, cercano, que resulte conocido para tu lector.
  • Conocer cuál es el objetivo por el que quiero contar esta historia.
  • Crear un contexto de empatía y motivación a la acción de nuestro espectador.

¿Cómo hacer que tu historia funcione?

PERSONAJES.

El cliente siempre debe verse identificado con el héroe o el protagonista. Mi consejo: intenta que el villano no sea una persona, es mejor que sea un problema que quiere solucionar. Lo que le preocupa.

CONTEXTO.

El contexto debe tener datos conocido por el lector, que le aporten confianza. Que lo conecten con lo cotidiano.

NUDO.

Aquí es donde conflicto y solución se enfrentan en la gran batalla. Recuerda cuales son las necesidades que necesita resolver el cliente. Sus puntos de dolor y las posibles soluciones a esto.

DESENLACE.

Es el momento triunfal donde el héroe se libera y se empodera. Es el momento de demostrar como el servicio o producto puede ayudar a resolver ese problema en cuestión. Es el momento clave donde entra en juego la decisión, la fidelización y conexión con el lector.

Maya Angelou

Qué contar para conectar con la audiencia.

 Cuéntame tu historia.

  • Los comienzos de tu emprendimiento, el origen, como surgió la ideo o como fueron los primeros tiempos.
  • Quienes están detrás del proyecto, quieres son y que hacen como llegaron a formar parte de tu negocio.
  • Por qué elegiste este tipo de emprendimiento, tu pasión por lo que haces
  • Los fracasos, errores o los éxitos y los triunfos que marcan la trayectoria de la marca o que dieron pie a un nuevo comienzo.

 

Estas son algunas de las ideas que pueden ayudarte a empezar a escribir. Estas referencias puedes aplicarlas a los productos o los servicios.

¿Por qué es importante el storytelling en los negocios, o he dichos antes, contar historia?

Contar historias conecta tanto con tu audiencia como con tu equipo. Deja huella y le da importancia a cada momento que vive tu emprendimiento. Se crea la línea vital de nuestro negocio.

Es un momento de interacción entre la experiencia y la audiencia.  Un dialogo que nos da la posibilidad que dar la vuelta al conflicto y nos acerca a nuestros clientes desde nuestro aspecto más humano.

¿Me cuentas tu historia?

Si te interesan estos temas suscríbete a mi cartita mensual o sígueme en las RRSS.

En Instagram

En Facebook

 

Publicaciones Similares