Descubre porque es importante entrenar tu mente para vender más

Durante mucho tiempo sentí que aunque me gustaba emprender, cerrar ventas no era mí fuerte.

Además era un imán para los clientes difíciles. La formación, los conocimientos de técnicas de ventas y marketing  no solucionaban este problema.

Hasta que descubrí el verdadero motivo. Lo que realmente me estaba limitando era la falta de mentalidad  vendedora. Esto afectó a mi confianza, a la forma de expresarme y a la relación con los clientes.

Juego interior

Así que decidí empezar a trabajar en este tema.

ama las ventas
Actividades para amar las ventas.

Descubrí que el problema estaba en mi relación con el acto de la venta. Lo que significaba para mí, lo que sentía, cómo me sentía.

Te invito a que hagas una lista de tus pensamientos respondiendo a esta preguntas:

¿Qué significa para mí vender?

¿Qué siento cuando menciono la palabra ventas?

¿Cómo me siento en el momento que realizo la venta? ¿Cómo me siento antes? ¿Cómo me siento después?

¿Qué experiencias tengo vendiendo?

¿A qué tipo de ventas me expongo, por mi tipo de negocio? ¿Con que situación me siento más cómodo? ¿Con cuál me siento menos cómodo?

Este ejercicio te ayudará a reflexionar sobre lo que te pasa.

Responder a estas preguntas te expone a tu propia verdad y no hay nada mejor si quieres aprender a gestionar tus emociones.

Miles de veces he escuchado la expresión “no me gusta vender”.

La mala noticia es que si gestionas un negocio y no te gusta vender: tienes un gran problema.

Es como tener un restaurante y odiar la cocina. El fracaso está asegurado.

Ahora si estás leyendo este post es porque sabes que tienes que solucionar tu relación con la venta para poder vivir de lo que te gusta.

Haber respondido a las primeras preguntas de la lista es uno de los pasos que debes dar. Porque es una manera de tomar conciencia de lo que pensamos y sentimos.

Pasemos al segundo paso, crea un cuadro con dos columnas. En la primera columna transcribe las respuestas y en la de al lado iremos colocando posibles soluciones a lo que te pasa.

Ejemplo:

Siento que vender es un acto agresivo para con mis clientes.

Solución.

Buscar herramientas de comunicación que me ayuden a no sentir eso cuando comunico la venta.

La idea no es que sepas todas las soluciones correctas pero sí que conectes con la posibilidad. Este ejercicio te va abriendo camino.

Cuando piensas en las posibles soluciones a los problemas lo que haces en poner a trabajar tu creatividad y manifestar el compromiso con tu negocio.

Continuemos.

Ahora voy a proponerte un juego

Dibuja un cuadro con las siguientes columnas producto, características, beneficios, ventajas, emoción, situación actual (status quo), entrega, coste, valoración, palabras relacionadas, verbos relacionados.

Pídele a alguien que te diga una letra del abecedario al azar o utiliza alguna tipo de ruleta para iniciar el juego. Escribe un producto que comience con esa letra y con un temporizador rétate a completar el cuadro. Si tienes alguien con quien compartir este juego o que escuche y valore tu respuesta obtendrás más valor. Ahora realiza el mismo juego con tus productos.

Analiza los resultados.

Las creencias limitantes. ¿Qué?

Sí,  esta es la primera causa de que estás reñido con las ventas. Las creencias limitantes son aquellos pensamientos o sentimientos que tenemos con respecto a la venta y que no nos dejan avanzar. Los creamos en nuestra mente y viven en el subconsciente a través de experiencias o vivencias.

Lo que opinas y cómo te sientes ante el acto de vender es la manifestación de tus creencias. Más allá de que conozcas métodos y técnicas si no cambias tus creencias es probable que ninguna formación ayude a vender.

Timothy Gallweyhttps://es.wikipedia.org/wiki/Timothy_Gallwey

Timothy Gallwey (1970) desarrolló una metodología Denominada The Inner Game (el juego interior). Según este autor “siempre hay un juego interior independientemente de lo que esté pasando fuera. Dominar el juego interior garantiza el éxito o el fracaso de tus ventas.

Es decir, Gallwey, se refiere a tu “diálogo interno”. Lo que te dices a ti mismo antes de la venta y durante la venta determinará que puedas o no explotar tu potencial. Tu diálogo interno puede decirte cuando estás frente al cliente: “puff, cuando le diga lo que vale el producto no lo va a querer, seguro que me pide una rebaja…” y es entonces cuando salimos al campo con la batalla perdida. El cliente percibe tu miedo y tu inseguridad.

Existe un “juego exterior” que podría representarse con la preparación del lanzamiento de la oferta, la propuesta, el escaparate y otro “juego interior” que está relacionado con lo que pienso y siento con respecto a mí en esa situación, con respecto a la competencia y al producto que voy a vender.

Aquí es cuando te digo que encontrar un equilibro está basado en tus creencias y valores que hemos recibido a lo largo de nuestra niñez.

Las creencias están más relacionadas con las experiencias vividas y en algunos casos en las percibidas en tu entorno cercano.

¿Cómo transformamos este diálogo interno? ¿Cómo cambiamos nuestras creencias limitantes en creencias potenciadores?

Si bien los ejercicios del inicio de texto son el primer paso, lo que deberás hacer es empezar a trabajar con tu autoestima y conectar con tu profesión.

No se puede vender si no se ama lo que se vende.

By Eliana Bavera Hernandez

Para poder vender debes creer en tu mismo y en tu producto.

Escribe por formulario de contacto si quieres que te ayude y además puedes consultar un coach que te ayude a transformar tus creencias limitantes.

Pasos para empezar trabajar tus creencias limitantes.

  • Describe cómo te sientes cuando tienes que vender tu producto, cuál es tu actitud antes y durante la venta.
  • Identifica cuales son las creencias que no te permiten vender con plenitud. Aquello por lo que no disfrutas la venta.
  • Busca en tu interior cuándo nació en ti esta creencia, ¿con qué experiencia o momento de tu vida está relacionado?, ¿quién te transmitió este mensaje?.
  • Ahora cuestiónate la veracidad de estas creencias. ¿Es verdad lo que piensas?
  • ¿En qué te beneficia pensar así? ¿De qué te protege?
  • ¿Cómo actúas cuando se hace evidente esta creencia?
  • ¿Te aleja o te acerca tus objetivos?
  • Haz una lista con tus creencias limitantes y transfórmalas en creencias potenciadoras.
  • Transforma estas creencias potenciadoras en mantras. Frases que sean motivadoras y generen en ti lo contrario a lo que venías sintiendo.
  • Repítelas todos los días, varias veces al día. Empieza con una a la vez y ponlas en lugares visibles. Concéntrate en volverlas un objetivo.

Así transformarás tu “juego interior” para potenciar al vendedor que llevas dentro y amar las ventas. Convierte estas creencias potenciadoras en tu diálogo interior y se manifestarán en comunicación con los demás. Has del “juego exterior” una experiencia positiva que refuerce tu autoestima.

Recuerda que esta es mi experiencia y te recomiendo que busques ayuda de profesionales dependiendo de cuál sea tu situación personal.

En resumen, antes de hacer mil cursos y formaciones para aprender técnicas o métodos de venta debes entrenar tu mentalidad vendedora. Lo que piensas y sientes por dentro finalmente lo transmites. Tu actitud y tus creencias limitantes irán haciendo más mella dentro de ti si no te comprometes a cambiarlas. Todos tenemos un gran potencial pero dejarlo salir depende exclusivamente ti.  
Espero que esta información te haya sido útil. En mis redes sociales encontrarás más información y ejercicios prácticos. Sígueme en Instagram o Facebook  como @soyelianabavera-mkt

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *